Friday 19 february 2010 5 19 /02 /Feb /2010 01:34

Paciencia, no te desesperes por nada. Siempre estamos a Dios rogando y con el mazo dando, orando para que se haga la voluntad de Dios.

Frecuentemente cometemos el error de pedir por paciencia y calma, pero por otro lado haciendo lo primero que se nos ocurra para obtener mas rapido lo que queremos.

Esto es nuevo, si vemos el Antiguo Testamento, el pueblo de Israel se desesperaba al ver que las palabras de los profetas como Moises, Isaias, Jeremias y Ezequiel no se cumplian inmediatamente. Pasaban siglos y no pasaba nada, por eso se desesperaban y empezaban a adorar idolos, consultar adivinos para saber el futuro, cultos paganos, excesos, etc.

En toda la historia hay tiempos en los cuales Dios parece no actuar. Hay que saber no volverse materialista cuando el Señor parece ausente.

Dios no contesta a quien no está dispuesto a obedecerle. A veces Dios nos quita lo que nos ha dado para que podamos cumplir la misión que nos encomendó. Nos duele a veces su aparente pasividad de Dios, que nos hacen creer que no hace nada para socorrernos.

 

El desempleo, el divorcio, los problemas económicos, etc nos hacen sentir ansiedad, depresión y si nos dejamos llevar de la tristeza y la desesperación, nos llenamos de amargura y pensamientos negativos. Empezamos a odiar todo, a perder la esperanza... La verdad que en un momento de prueba es dificil tomar todo con calma, es dificil sonreirle a la vida, es dificil dejar todo en manos de Dios, sobre todo cuando se está acostumbrado a resolver las diligencias y ausntos de la vida diaria por uno mismo.

 

Recordemos que todo pasa nada es para siempre. Tratemos de enfocarnos en algo bueno y productivo mientras pasamos por el desierto. Tratemos de evitar conflictos y pensamientos destructivos, ya que luego que pase el problema, nos lamentaremos de haber perdido ese tiempo tan valioso en quejarnos.

 

Y que es lo que realmente hace que el ser humano actue tan obstinadamente durante una situación dificil, sencillamente es la incertudumbre. El no saber que pasará ahora, después, dentro de unos días, el no saber como podráa salir de aquello, como pagara las cuentas, como dará de comer a sus hhijos, como saldrá adelante con la crisis? Pensar demasiado en los prblemas nos puede llevar al borde de la locura.

 

Por lo que para muchos es algo ilogico la sencilla, simple y efectiva solución que nos da Jesus: abandonarse en El. Dejar fluir, dejar todo en sus manos, calmarnos, serenarnos y orar, alabarlo y decirle que creemos en El y vernos mentalmente fuera del problema para atraer la solución.

 

Lo mas comun es que empezamos a pensar en todo lo que podria suceder en el futuro planteando todos los mas negativos escenarios. Pero esto solo predispone lo que nuestra mente puede hacer que suceda y obstaculiza el trabajo de Dios. Aprendamos a enfocarnos, entrenemos la mente para focalizarnos solo en lo positivo, no teniendo miedo o angustia hacerca de adonde iremos a parar, porque la volunta de Dios no nos llevara  lejos de su presencia o donde El no nos pueda seguir protegiendo. Bendiciones

Por Joseline - Escribir un comentario
Volver a la página principal
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados